Tiene problemas para visualizar correctamente el boletín?  Vea la versión online
calendar Abril 2017    issue Boletín 058

Micronoticias


Se llevó a cabo la inducción del servidor Hardata en Corazón Llanero.

Prosigue la instalación en Telesur del sistema VSN.

Directv comienza la instalación del equipamiento de Evertz que adquirió.

Hercasa estará presente en la NAB 2017.

Visión general de la empresa estratégica VI

image

“El éxito no es definitivo y el fracaso no es fatal.”
Winston Churchill.





El enfoque ambiental

En la época que Woodward realizaba sus estudios, Tom Burns y G.M. Stalker estaban desarrollando un enfoque para diseñar organizaciones que incorporan el ambiente de la organización en las consideraciones en cuanto al diseño. Burns y Stalker señalaron las diferencias entre dos sistemas de organización: el mecanicista y el orgánico. 

En un sistema mecanicista, las actividades de la organización se descomponen en tareas especializadas, sep aradas. Los objetivos para cada persona y unidad son definidos, con toda precisión, por gerentes de niveles más altos y siguiendo la cadena de mando burocrática clásica. En un sistema orgánico es más probable que las personas trabajen en forma de grupo que solas. Se concede menos importancia al hecho de aceptar órdenes de un gerente o de girar órdenes para los empleados. En cambio, los miembros se comunican con todos los niveles de la organización para obtener información y asesoría.

Después de estudiar una serie de compañías Burns y Stalker llegaron a la conclusión de que el sistema mecanicista era más conveniente para un ambiente estable, mientras que el sistema orgánico era más conveniente para uno turbulento. Las organizaciones en ambientes cambiantes, con toda probabilidad, usan alguna combinación de los dos sistemas. 

En un ambiente estable es probable que cada miembro de la organización siga realizando la misma tarea. Por lo tanto, la especialización en habilidades es conveniente. En un ambiente turbulento, in embargo, los trabajos se deben redefinir de manera constante para enfrentarse al mundo siempre cambiante. Por lo tanto, los miembros d la organización deben tener habilidad para resolver diversos problemas, y no para realizar, de manera repetitiva, una serie de actividades especializadas. 

Además, la solución de problemas y la toma de decisiones creativas que se requieren en los ambientes turbulentos se efectúan mejor en grupos donde los miembros se pueden comunicar abiertamente. Por lo tanto, en los entornos turbulentos, es conveniente un sistema orgánico, que es aquel que se caracteriza por u informalidad, trabajo en grupos y comunicación abierta. 


Reducción de tamaño

Con relación a la Reducción de Tamaño, en años recientes, los gerentes de muchas organizaciones estadounidenses han practicado un tipo de proceso de diseño organizacional que concede enorme importancia a las condiciones del entorno de sus organizaciones. Este tipo de toma de decisiones se conoce, en general, con el nombre de reestructuración. En la actualidad, a la reestructuración suele entrañar una disminución de la organización, o para ser más descriptivos, una reducción de tamaño.

Los gerentes de muchas empresas adoptaron estructuras burocráticas para sus organizaciones cuando los tiempos eran más estables, cuando las empresas dominaban sus respectivos ambientes y cuando los supuestos sobre el crecimiento económico sostenido surgían con regularidad. Por lo tanto las grandes empresas desarrollaron burocracias de muchos niveles, que con el tiempo, resultaron excesivamente onerosas cuando se necesitaron respuestas rápidas, en tiempos que cambiaban a toda velocidad.

Oleadas de fusiones, despojos y adquisiciones; la desregulación de algunas industrias, la privatización de las empresas públicas y a la creciente cantidad de empresas nuevas, emprendedoras, intensificaron la competencia mundial. Además los avances tecnológicos de largo alcance obligaron a los gerentes de compañías muy burocratizadas a adoptar estructuras menos jerárquicas, para poder adaptarse más a sus ambientes. Los conceptos más importantes del presente son, eficiencia, productividad y calidad y las organizaciones han optado por estructuras más ligeras y flexibles que pueden responder con mayor facilidad al ritmo de los cambios de los mercados mundiales. La reducción de tamaño se refiere a esta serie de cambios en el diseño organizacional.


Implicación en los procesos de toma de decisiones

La organización es un ente vivo y activo, que está formada por personas y a su vez, está inserta en un medio ambiente cambiante, tomando los insumos necesarios para la elaboración de productos y servicios, mientras que éstos son devueltos a la sociedad posteriormente, como parte de la relación existente entre la organización y su medio ambiente.

Se desarrolla entonces en la organización un intercambio vigoroso y sobre todo con otros factores a tener en cuenta como lo son la globalización e incertidumbre, siendo esta última una realidad inexorable a tener en cuenta, además de ser la regla en los actuales momentos, Morín (2000, p.90) lo aprecia de manera muy acertada: “Hay que aprender a enfrentar la incertidumbre puesto que vivimos en una época cambiante, donde todos los valores son ambivalentes, donde todo está ligado.”

De esta manera, la organización debe aprender a operar dentro de una sociedad pluralista donde: “Cada grupo influye sobre otros, pero ninguno ejerce un poder excesivo.” Esta cita es tomada de Koontz y Weihrich (1994, p.58) y refleja la influencia de los distintos grupos sobre la organización.

Al considerar el ambiente externo, se debe tomar en cuenta otra cantidad de entornos externos que afectan a la organización, estos entornos son:

  • Entorno económico:
    Capital.
    Trabajo.
    Niveles de precios.
    Políticas fiscales y tributarias
    Clientes.
  • Entorno tecnológico:
    Obsolescencia.
    Nuevas tecnologías.
    Actualizaciones.
  • Entorno social:
    Actitudes sociales.
    Creencias.
    Valores.
    Ecología.
    Demografía.
  • Entorno político y legal:
    Ambiente político.
    Ambiente legal.
  • Entorno ético:
    Responsabilidad social.
    Sensibilidad social.
    Ética en los negocios.

Cada uno de estos entornos debe ser considerado en el momento de la toma de decisiones y además tiene importantes implicaciones en la organización las decisiones que se lleguen a tomar.

Ahora bien ¿qué es la toma de decisiones? Para los autores Koontz et al. (1994, p.219) la definen como: “La toma de decisiones es la selección de un curso de acción entre varias alternativas; es la médula de la planeación.” Donde los gerentes deben tomar las decisiones de forma racional y considerando todos los elementos y limitaciones, así como las consecuencias de la selección de las alternativas disponibles.

Esta actividad conlleva a un proceso decisorio que permite elegir la alternativa más conveniente, es por ello que este proceso lleva implícito: 1) Elaboración de premisas, 2) Identificación de alternativas; 3) Evaluación de alternativas y 4) Elección de la(s) alternativa(s).
Resulta importante entender que cualquier variación en cualquiera de los entornos nombrados anteriormente, afectan en menor o mayor grado la toma de decisiones en la organización. Estos cambios o variaciones no sólo afectan a la organización, sino que también puede repercutir en los consumidores, en los proveedores y en la competencia.

“Los cambios que ocurren en las fuerzas externas se traducen en cambios en la demanda de los consumidores por productos y servicios tanto industriales como de consumo.” Esta importante afirmación la realiza el autor David (2003, p.80), donde se puede deducir que existe una relación de causa y efecto entre lo sucedido en el entorno y las repercusiones que pueden tener esos cambios en la organización.

Constantemente la organización debe otear en el horizonte los cambios y estar preparada para afrontarlos, de manera proactiva y buscando la estrategia correcta que le permita poder adaptarse a dichos cambios.


Factores a considerar en la toma de decisiones

Factores económicos.
“Los factores económicos ejercen un impacto directo en el atractivo potencial de diversas estrategias;…” Esta afirmación la realiza el autor David (2003, p.82), ya que los factores económicos inciden directamente sobre el capital de la organización, es por ello importante vigilar y estar atentos a algunas variables económicas como estas:

  • Tasa de inflación.
  • Tasa de interés.
  • Patrones de consumo.
  • Tendencia del PIB.
  • Políticas fiscales.
  • Políticas monetarias.


Factores sociales, culturales, demográficos y ambientales
“Las oportunidades y amenazas que surgen de los cambios en las variables sociales, culturales, demográficas y ambientales impresionan y desafían a empresas grandes, pequeñas, lucrativas y no lucrativas de todas las industrias.” David (2003, p.84). Cualquier cambio en las variables sociales, culturales, demográficas y ambientales impacta directamente en los patrones de consumo, crean nuevas necesidades y sobre todo permite a la organización tomar decisiones que repercuten en la innovación para satisfacer esos cambios, algunas claves a tener en cuenta:

  • Crecimiento de la población.
  • Principios y creencias religiosas.
  • Esperanza de vida.
  • Población económicamente activa.
  • Tasa de natalidad.
  • Tasa de crecimiento.
  • Tasa de mortalidad.
  • Nivel promedio de educación.

Factores gubernamentales y legales.
“Los gobiernos federales, locales y extranjeros son los principales reguladores, liberalizadores, subsidiarios, patrones y clientes de las empresas; por lo tanto, los factores políticos, gubernamentales y legales representan oportunidades o amenazas clave para las empresas tanto grandes como pequeñas.” David (2003, p.87). Uno de los factores que afecta directamente en la manera de hacer negocios, en la toma de decisiones y sobre todo en las estructuras de las organizaciones, algunas variables a tener en cuenta al momento de la toma de decisiones:

  • Leyes.
  • Impuestos (nacionales, estatales y municipales).
  • Leyes de protección especial.
  • Actividades de cabildeo.
  • Elecciones (nacionales, estatales y municipales).
  • Nivel de subsidios.

Factores tecnológicos.
“Los cambios y descubrimientos tecnológicos revolucionarios producen un fuerte impacto en las empresas.” David (2003, p.92). Cualquier cambio en el área tecnológica es vital y su impacto sobre la estructura de la empresa y en la toma de decisiones, es por ello que puede convertirse en una oportunidad o en una amenaza si la organización en su proceso de toma de decisiones, no está en capacidad de afrontarlos. Factores a toma en cuenta:

  • Internet.
  • Globalización.
  • Acceso a tecnología de punta.
  • Redes internas y externas.
  • Automatización de procesos.
  • Actualización de tecnología.
  • Obsolescencia.
  • Tecnologías alternativas.


Por último, los factores ambientales permanentemente deben ser considerados en todo momento, ya que estos factores influyen de manera notable las estrategias, el diseño organizacional y la toma de decisiones.

Es importante destacar en el proceso de diagnóstico organizacional, el manejo de información para la toma de decisiones, es vital el autor Villegas (1991, p.36), lo indica: “Toda organización tiene la responsabilidad de conocer con suficiente objetividad, las características generales del medio en que se desenvuelve,…”, esta afirmación resulta imperativa e indispensable para la supervivencia de la organización, ya que es necesario conocer el medio ambiente y las implicaciones del mismo, es vital para el funcionamiento y la permanencia de la organización en el tiempo.


Referencias Bibliográficas:

  • Dávila, Carlos (2002). Teorías Organizacionales y Administración. 2da Edición. Mc Graw Hill. Bogotá. Colombia. 317 Págs. 19; 47; 71; 81; 85; 135; 139; 199; 231; 240; 241; 244; 267.

  • David, Fred (2003). Conceptos de Administración Estratégica. 9 na Edición. Pearson Prentice Hall. Naucalpan de Juárez. México. 306 Pág. 80; 82; 84; 87; 92.

  • Francés, Antonio (2006). Estrategias y Planes para la Empresa con el Cuadro de Mando Integral. 1 ra Edición. Pearson Prentice Hall. Naucalpan de Juárez. México. 507 Pág. 361.

  • Koontz, Harold; Weihrich, Heinz (1994). Administración una Perspectiva Global. 10 ma Edición. Mc Graw Hill. México DF. México. 745 Págs. 58; 219.

  • Laudon, Kenneth; Laudon, Jane (2004). Sistemas de Información Gerencial. 8 va Edición. Pearson Prentice Hall. Naucalpan de Juárez. México. 534 Pág. 6.

  • Morín, Edgar (2000). Los Siete Saberes Necesarios a la Educación del Futuro. FACES UCV. Caracas. Venezuela. 124 Pág. 90.

  • Villegas, José (1991). Desarrollo Gerencial Enfoque Conceptual y Metodológico. 1 ra Edición. Ediciones Vega. Caracas. Venezuela. 315 Págs. 8; 9; 11; 36; 99; 123.

For-A

Mario Rodríguez de FOR-A: Mercado busca switchers estables y confiables como los HVS-490 y HVS-100

FOR-A refuerza su presencia en Perú con Softmark como su nuevo representante en el país y junto a ellos ofrecen los switchers de la serie Hanabi, que se caracterizan por su estabilidad y confiabilidad ante producciones críticas.

Mario Rodríguez, gerente de Ventas para Latinoamérica y el Caribe de FOR-A, explicó: “Establecimos un nuevo representante para Perú, Softmark, con quien estamos trabajando muy de cerca en varios proyectos. Estamos muy orgullosos de aliarnos con una empresa como Softmark, que creo nos va a ayudar mucho en ese mercado. Hay proyectos con los canales principales de Perú y con universidades y organizaciones gubernamentales. Estamos muy contentos con esta nueva relación con Softmark”.

Y añadió: “FOR-A está presentando productos muy interesantes no solo para Perú sino para la región, como por ejemplo el switcher HVS-490. Cuenta con un precio muy atractivo y el mercado conoce de la estabilidad de esta solución. También puede ser de mucho interés en el switcher de producción HVS 100 que dispone de 12 entradas”.

“El mercado en general está buscando soluciones que se destaquen por su estabilidad, seguridad y redundancia. Están regresando al switcher tradicional. Hay productos muy buenos que corren en PC, pero en producciones críticas como unidades móviles con producciones en vivo no es la mejor solución. FOR-A cuenta con sus switchers que son muy conocidos por su solidez. Para ese tipo de flujos de trabajo los clientes están demandando esa robustez y confiabilidad”.

Cortesia de Produ